sábado, 25 de agosto de 2012

AHORA SÍ QUE ESTÁ LA MUDA EN TODO SU APOGEO.

      

    Si semanas atrás escribía que mis reclamos no estaban mudando como debieran, ahora, detrás de estas calores que nos han azotado en los últimos días, en donde antes dije digo, ahora digo Diego. No es mala fecha y hay tiempo más que suficiente para que hagan una buena pelecha.

       Recuerdo que, mi gran reclamo, "El de Manué", soltaba a principio de verano poquísimas plumas. Luego, en cuanto llegaba septiembre, en quince o veinte días estaba listo.
          
     De todas formas, personalmente, no me gustan que los pájaros empiecen la muda muy pronto, ya que, a veces, cuando llega la cuelga nos encontramos con la desagradable sorpresa de que empiezan a soltar plumitas, con el consiguiente sofocón del aficionado de turno.


Esta imagen, perteneciente al cajón de muda de mi reclamo Chimenea, está tomada esta mañana, después de que hace dos días le cambiara la tierra y le limpiara las muchas plumas que había soltado últimamente. Como se puede observar, de nuevo tiene un montón de ellas de solo cuarenta y ocho horas.




martes, 21 de agosto de 2012

PRIMERA DE DESCASTE CON PERROS.


          El sábado pasado dimos en nuestro coto La Dehesa la primera cacería de conejos con perros del descaste de este año.    
   
              Pues bien, entre la tremenda calor, lo que hizo que los perros en la segunda mancha ya no trabajaran mucho más y los pocos conejos que hay por estos pagos, el resultado final de la mañana fue de dieciséis conejos. También es verdad que la mayoría de los socios no somos unos fenómenos con la escopeta, pero la cruda realidad es esa escuálida cantidad para ser el primer día de perros. Lo bueno, dentro de lo malo, es que todos totalmente sanos sin el más mínimo indicio de mixomatosis.



              
              Eso sí, echamos un rato de charla y comida maravillosa con "rosco preñado" incluido que nos regaló un amigo panadero de la Puebla. Está claro que el que no se contenta es porque no quiere.



sábado, 11 de agosto de 2012

UN DÍA COMPLETITO.

         

         Aunque ayer fue un día muy caluroso, hoy, al menos aquí en Punta Umbría, está siendo algo fuera de lo común. Aunque estamos cerca del mar y la brisa marina siempre refresca el ambiente, durante casi toda la jornada a partir de mediodía, en mi terraza, a la sombra, el termómetro no ha bajado de los casi cuarenta grados.

          Por consiguiente, no he tenido más remedio que remojar los pájaros cada dos por tres, porque la calor que han debido tener, ha debido ser de órdago: pico abierto -carleando/jadeando- casi toda la jornada.


En estas dos imágenes se puede ver a un pájaro carleando y al termómetro marcando casi los 40ºC a las 18horas.









viernes, 10 de agosto de 2012

REFLEXIONES VITALES DE UN CAZADOR


           Traigo a mi blog este gran artículo del amigo Carlos Enrique López, aparecido en el portal WONKE 3.0 porque creo que merece la pena leerlo y sacar conclusiones. (http://www.cazawonke.com/carlos-e-lopez/1281-reflexiones-vitales-de-un-cazador)










Mi infancia son recuerdos

de un patio de Sevilla
y un huerto claro
donde madura el limonero...
                                      A. Machado
                                                                                                                                                   
     Hablando un día de los achaques que nos va dejando la edad con mi gran amigo Juan José Cabrero, médico de pueblo, escritor y gran persona, me dijo una frase que muchos días me ayuda a poner en marcha la maquinaria, después de un sueño cada   vez menos reparador:  «Amigo Carlos, con nuestros años, el día que te levantes y no te duela nada, mírate bien, que igual estás muerto». Sin duda mi amigo, además de un gran médico, es un gran filósofo, y me administró un placebo sin blíster, sin estuche y sin receta.
       Cada día según me pongo de pie y selecciono el dolor que hubiera podido preocuparme de no ser por la receta de Juanjo, reflexiono sobre todo lo acontecido en el más de medio siglo que la memoria me permite. Rememorando los versos de Machado, miro hacia atrás y siempre los recuerdos de mi infancia están relacionados con los primeros días de caza con mi padre, y con el día en que enojado por los mimos que mi madre me prodigaba, le exigí que “me dejara en paz, que ya era mayor para tanto mimo…» . Mi madre rió de buen grado y me dijo : «Hijo mío, nunca se es suficientemente mayor para dejar de recibir cariño”. ¡Qué gran verdad! ¡Cuánto se echa de menos un mimito de vez en cuando!   Ahora, cuando veo a mi nieto jugando a llenar de tierra las vainas vacías de los cartuchos, me doy cuenta de los días que han pasado de forma inexorable. Mi hijo mayor ya es jefe de autobomba en la Unidad Militar de Emergencias; mientras que el más chico ya debate conmigo los lances fallidos en tanto nos comemos el taco después de las primeras  jornadas de caza de este 2012, y ya ni siquiera me paro a mirar las oportunidades perdidas con cada día que se va. Las reflexiones me llevan a una conclusión: los recuerdos de toda mi vida están ligados de una forma u otra con la caza. Maté mi primera tórtola con ocho años, con una Sarasqueta del dieciséis que me regaló mi padre, que ahora aguarda orgullosa, presumiendo de su estirpe en el armero, a que mi chico cumpla catorce años para poder ponerla a su nombre. Será la única herencia física que tenga de su abuelo; la otra, la genética, inunda sus venas y hace que gocemos juntos de jornadas que por razones diferentes, ligadas a la misma razón, se harán inolvidables.
     Cuando visitamos la réplica de las cuevas de Altamira en Madrid, le dije: «Mira, nuestros antepasados cazadores cazaban bisontes con arco». Sus ojos impacientes repasaban cada rincón de las paredes con pinturas rupestres, y su espíritu inquieto iba generando una batería de preguntas que disparaba mientras yo buscaba respuestas en la memoria y en los folletos explicativos.  Estábamos frente a la  réplica de unas cuevas donde habitó el hombre en la más pura y primitiva de sus esencias, y donde quedó reflejado que lo más importante de aquella civilización, en la que están nuestras raíces, era la caza.  Los cazadores eran una estirpe dentro de la propia sociedad. Desde el principio de los tiempos, en todas las culturas de las que tenemos memoria a través de sus legados, el cazador ha sido una figura importante dentro de cualquier colectividad. Los cazadores eran los responsables de aportar la carne necesaria para alimentar a su tribu, y los garantes de otorgar seguridad frente a las alimañas que frecuentaban los campamentos. A través de la historia, la caza ha sido consustancial a la vida del hombre como individuo y como especie. ¡Qué importante es tener historia! ¡Qué necesario es sentirse heredero de una cultura mil milenaria! ¡Qué maravilloso es saberse legitimado por la transmisión de los genes de quienes nos precedieron en la historia del planeta! Y sobre todo, ¡qué gran orgullo es transmitir a mis hijos y a mis nietos un gen que heredé de tantos antepasados de los que dependió la vida de sus congéneres!
      ¿Y los pobres ecolobrones que verán en Altamira? Animalitos sacrificados, sin los que el Homo Erectus habría desaparecido y ellos, en consecuencia, no existirían. En el fondo me dan pena, debe ser jodidísimo renunciar a uno mismo como especie. Cuando van vociferando en cualquier medio en contra nuestra, pienso si les hubiera gustado más ser ranas, por el tamaño de la boca,  por el color y por la forma de querer cumplir con las necesidades alimenticias, no les habría ido mal. Ahora que está tan de moda hablar de lo mal que se sienten unos que son lo que no quieren ser, dentro de un cuerpo con atributos de lo que son, y que la seguridad social les opera para cambiarles la identidad con el dinero de todos los contribuyentes, a algunos ecolobrones podrían incluirlos en el programa y transformarlos en batracios, y si les va mal pues ya buscaríamos un príncipe que se prestara a darles un beso…Claro, que como la mayoría de los príncipes son cazadores, igual lo del beso se les pone cuesta arriba.
          ¡Bueno mira, que los dejen como están, que bastante castigo tienen!

¿DEBEN LLEVAR LAS PATIRROJAS CERTIFICADO DE PUREZA PARA VALORAR POSITIVAMENTE UN LANCE?


 Mi padre me decía que el demonio cuando le falta trabaja con el rabo mata mosca.  Posiblemente tuviera toda la razón del mundo, por eso, ahora que mi trabajo de toda la vida ha pasado a ser pretérito, puedo dedicar muchos ratos a matar moscas. Por eso, ahora que lo tengo, voy a dedicarle unas líneas, una vez más, a nuestra siempre controversia: ¿qué cazamos con el reclamo campo campo, medio campo o perdices criadas en cautividad?

Llegado a este momento me acuerdo del mundo de los toros –mundillo que también me apasiona-, de los de ayer y de los de hoy. Me acuerdo de ganaderías que fueron santo y seña hace unos decenios y hoy flaquean al máximo. Y no es por falta de cuidados y esmeros en su crianza. Hoy la vida del toro es la de hoy y la de ayer era la de ayer. Pero, aun así, aunque en menor cantidad sigue habiendo el toros de los que los espadas de verdad desean y se siguen indultando ejemplares igual que antes. Ejemplares que siguen poniendo de manifiesto que el toro bravo sigue siéndolo y el que sale, sale. Los aficionados hablan y hablan de los defectos del ganado de hoy, pero siguen llenando las plazas con las esperanza de ver un gran toro y un gran faena del espada de turno aunque ya no sea el toro de ayer.

Pues en el mundo de la jaula pasa lo mismo o, más bien, así debería ser. A los que nos gusta esta afición, nos debería importar más el disfrutar con una pareja en plaza con arrestos y valentía, independientemente de su procedencia. Pero no es así: la mayoría de las veces, anteponemos “el granjeo” a un gran lance. Y lo peor del caso es que, a lo mejor, tratamos de minusvalorar grandes faenas de reclamos y aficionados por el simple hecho de que el ganao montesino nos parece de granja, cuando en realidad no lo es. Pero….., y creo que no digo ninguna locura: ¿qué más da, si el lance –que los hay- es de los que hacen época? ¿No es nuestro objetivo el pasar dos horas maravillosas con un buen reclamo y unas patirrojas que entren al tanto con decisión y bravura? Obviamente hay que quitar de aquí esas granjeras que pululan por el campo de aquí para allá y que han sido soltadas horas antes.

Así debería ser, pero en cuanto le vemos las patas a los camperos/as y pensamos que no son “pata negra” o creemos que los que están en la plaza tienen algún comportamiento no acorde con las auténticas montaraces, automáticamente minusvaloramos la faena de turno y casi es un desprestigio para el aficionado correspondiente, como de hecho ha ocurrido algunas veces con algunos compañeros que han compartido con todos nosotros/as sus vivencias. Creo que valoramos mucho más la procedencia del ganao que la belleza de una gran faena y, honestamente, creo que eso no es justo.

¿Sólo se indultan los toros de las ganaderías afamadas, o el que en la plaza reúne todas las condiciones de un gran toro bravo, independientemente de su procedencia?


viernes, 3 de agosto de 2012

REGULAR MUDA.



            Este año, por lo menos en lo que a mis pájaros respecta, creo que no está siendo bueno en la muda.Tengo que decir que, en general, mis reclamos no están soltando las plumas que debieran para la fechas en las que estamos y, encima, cantan más de la cuenta, cuando ya debieran estar más tranquilitos. Sigue habiendo mucho cuchicheo.

           Por eso, de vez en cuando, un buen baño de agua no viene nada mal.






miércoles, 1 de agosto de 2012

FRASES PARA ESTE MES. AGOSTO 2012


             Para este mes, veraniego por excelencia, sirvan estas dos citas para reflexionar sobre la naturaleza.


           “Hay quien cruza el bosque y sólo ve leña para el fuego”  (Liev Tolstoi, novelista ruso)

          “La naturaleza no se manipula a nuestra voluntad, pese a que ha sido flexible a nuestra curiosidad. Pero por ser una fuerza tan inmensamente poderosa, sabe cobrar lo que presta”  (Horrasen Piratoba).