lunes, 28 de enero de 2013

¿NO ABUSAMOS DE LA TECNOLOGÍA MODERNA?


          Vaya por delante que, con este artículo, no quiero minusvalorar, ni mucho menos, a buenos aficionados que tienen la gentileza de ofrecernos maravillosos lances de nuestra querida afición. Por otra parte, supongo que, para ellos, además de dar el puesto, con lo que ello conlleva, debe suponer un trabajo extra a la hora de montar todo lo necesario para que sus cámaras de vídeo capten lo que minutos más tarde va a suceder en dicho cazadero. No voy a citar nombres, porque no quiero omitir a ninguno de aquellos amigos que nos hacen llegar bellas escenas de forma desinteresada, con la intención de compartir y, por qué no decirlo, también de formar, pero sí quiero agradecerles desde aquí, a todos ellos/as, el hacernos pasar entretenidos ratos visionando su encomiable trabajo. Es más, para los que empiezan es una formidable manera de tomar nota de muchas cosas que forman parte de esta modalidad de caza tan especial.

           Sin embargo, y tras visionar, hace unos días, el trabajo de un buen amigo y compañero que comparte con nosotros/as muchos de sus puestos, al igual que veo los de otros/as muchos/as, creo que, debido a ese afán de hacernos llegar buenos lances, más veces de la cuenta, se deja pasar el momento justo de la "suerte suprema" con lo que, en muchas de ellas, el resultado final no es el deseado: aleteos y botes en la plaza, patirrojas que no se quedan muertas y salen de vuelo... Quiero decir con ello y, bajo mi humilde opinión que, en muchos vídeos, se dispara fuera de tiempo, cuando en el mismo puesto han existido momentos ideales para ello. Supongo y digo supongo, porque nunca he grabado un vídeo que, aparte de jugar con el tiempo y hacerlo lo más extenso posible, el nerviosismo que invade al cazador, para todo salga perfecto, también debe de influir a la hora de apretar el gatillo, ya que, la gran mayoría de las veces, el mismo aficionado es el que manipula la cámara y, sabe de antemano que, aquello que está ocurriendo en aquel preciso momento, será visto más tarde por otros muchos aficionados.



domingo, 27 de enero de 2013

PANORAMA DESCORAZONADOR.


          No sé como irá la cuelga por los distintos rincones de nuestra Comunidad, pero por lo que leo, oigo y mi experiencia personal parece que, este año, como casi todos, la caza de la perdiz con reclamo no pinta bien.

         Si a la mala cría de los últimos años, al menos por aquí, le añadimos el tiempo infernal que está haciendo desde que se abrió la veda, con evidente falta de sol, mucha humedad, viento y terrenos totalmente encharcados, el resultado es que, casi llegando al ecuador de la temporada en la zona baja -veinte días-, solamente dos o tres de ellos se han presentado en condiciones para dar un puesto como Dios manda. 

          El resultado de todo ello es que las patirrojas camperas no cantan o lo hacen muy poco y los reclamos están empezando a cansarse de jaulazos y jaulazos sin escuchar nada.

       Menos mal que la fe del aficionado es de hierro y nuestra  paciencia no tiene límites. Todos sabemos a pie juntillas lo que dice el refrán: "de tres celos, dos malos y uno regular". Nos contentamos con poco. Por eso somos jauleros.

              Sin ir más lejos, este fin de semana he dado cuatro puestos: tarde del viernes, sábado por la mañana, sábado por la tarde y domingo por la mañana, pues..., aunque parezca mentira, ya no es que no he tirado -que puede ser una cosa normal y a la que estamos acostumbrados-, sino que no he escuchado ni una pitada con un comportamiento normal de los reclamos. El "campo" está como muerto. Por supuesto, el tiempo no ha ayudado lo más mínimo: ventarrón el viernes y frío, húmedo y encapotado el sábado y domingo.



         Eso sí, un buena chimenea y leña de encina, alegra el semblante de las reuniones de aficionados. Ahí se echan muy buenos ratos y se comparten muy buenos lances.  

jueves, 24 de enero de 2013

UN PUESTO DE LOS QUE HACEN AFICIÓN.



          No siempre se tiene la suerte de presenciar un lance de los que se nos quedan grabados en el recuerdo durante muchos años. Aun así, esta tarde, he sido participe de uno de ellos y, durante dos horas,  he podido "saborear" el formidable trabajo de un reclamo.

         Estaba en casa sin saber si ir a dar el puesto o quedarme con mi mujer y mi nieta Julia al calorcito de la estufa y dar una cabezailla, pero..., a las cuatro de la tarde me decidí con el tiempo llovizneando y más bien fresquillo: al campo.

        Enfundé a Chimenea, tras ponerle la esterilla, cogí la escopeta y, en un santiamén, estaba en el garaje montado en el coche.

         A las cinco menos diez y luciendo el sol, le quité la sayuela a mi pájaro que, como  suele ser habitual en él, tras unos segundos de reconocimiento del terreno, dio varias cantadas de mayor, un poco de cuchicheo y piñones. Al contrario de lo que venía ocurriendo últimamente, el campo, esta vez, le contestó pronto. Hembra y macho de una pareja "dialogaron" con él a unos cincuenta o sesenta metros. Cosa que siguieron haciendo durante minutos y minutos, sin que Chimenea se descompusiera lo más mínimo. 

      Luego, casi media hora después, pichotearon y se vinieron de vuelo hasta cerca del reclamo, pero, segundos más tarde, volvieron de nuevo a su querencia, tras el correspondiente pichó, pichó, pichó -táctica que emplearon casi toda la tarde-. Pero Chimenea mantuvo en todo momento el tipo y no se alteró en ningún momento.

          El tiempo pasaba y, a pesar de su formidable trabajo, el reclamo no conseguía meter en plaza a la esquiva y resabiada pareja, aun empleando todo su variado repertorio de música. Estaba claro que dicha collera no entraría porque no estaba por la labor y las últimas luces de la jornada estaban tocando a su fin.

         Sin embargo, casi ya en penumbra, una hembra que habría estado escuchando toda la sinfonía, no quiso dormir sola y se acercó a compartir su soledad con quien llevaba dos horas haciendo lo que debe poner en práctica un buen reclamo. Fue recibida con un suave cuchichío y unos delicados pinoñes, tras dejar el reclamo a un lado a la pareja y dedicarle a la "dama" los pocos momentos de luz que quedaban. El tiro posterior puso punto final a lo que para mí fue una gran jornada vespertina. La suerte fue justa con Chimenea, ya que, al menos, se merecía algún premio a su gran hacer. Eran las siete menos diez de la tarde y  la noche ya se había adueñado del paisaje, como se puede comprobar en la siguiente imagen.



lunes, 21 de enero de 2013

SEGUNDA SEMANA DE VEDA.


          La segunda semana de veda tampoco ha sido una maravilla, sino todo lo contrario. Entre el agua y el viento poco se ha podido hacer, sólo algún puesto salteado con condiciones meteorológicas normales. Aun así, le he tirado un macho a Chimenea, una hembra a Santacruz, una pareja al Manchego y, desgraciadamente, se me fue una pájara con Saldor en el farolillo, tras una buena faena del mismo. Pero..., a la hora de apretar el gatillo, la esquiva y huidiza viuda -le matamos el macho unos días antes- salió de estampida y se me quedó el tiro trasero. El reclamo, en principio, cargo el tiro, pero, más tarde, terminó callándose, señal inequívoca que no le gustó mi torpeza. Esperemos que no se resienta más de la cuenta con lo sucedido. Luego, una vez finalizado el puesto, por más que la buscamos mi socio Rafa y yo, no dimos con ella.




domingo, 13 de enero de 2013

PRIMERA SEMANA EN LA PUEBLA.


        Aunque el campo por esta zona no está muy bueno, se va "picando". Así, el martes, día de la apertura, mi socio Rafa -foto 1-, al no tener yo licencia de caza por problemas con el impreso de pago 046, abatió su primera patirroja con reclamo. Ayer sábado, en el puesto de sol, le tiré una pareja a Manchego (reclamo de tres celos que no lo colgué de pollo y el año pasado se rompió el fémur al recortarlo, por lo que sólo le di algún puesto al final) -foto 4-. Esta mañana, Chimenea volvió a meterme una collera -foto 2-, con gran trabajo para acercar a la hembra que, aunque entró en plaza al principio con su macho, pero muy recelosa y enormemente desconfiada, le disparé a él y, luego, a ella, no si antes dar el latazo por los alrededores. Esta vez no fui a lo fácil, ya que quería ver el trabajo que tendría con la pájara y, por supuesto, no desentonó lo más mínimo. Este reclamo sigue demostrándome que, el que tiene buena madera, da igual su procedencia.

         La tercera y quinta imagen muestran las patas de los buenos machos que se crían en la finca.






jueves, 10 de enero de 2013

MAL COMIENZO.





      Una vez solucionado el problema de la licencia de caza en el día de ayer a primera hora, salí a dar el puesto de tarde y los dos de hoy -todos ellos en S. Domingo-. El resultado no ha sido bueno, ya no por no tirar, sino porque el campo no abre el pico aun estando el tiempo formidable, casi primaveral: templado por la mañana y tarde, con buen sol y sin viento. Las jaulas, en general, han cumplido. Tienen que ir a más, pero para empezar, aprobado.

      Volvemos a lo de todos los años. Algo está pasando y a las patirrojas, por hacer un símil, le está ocurriendo como al ganado bravo: cada día que pasa van perdiendo casta y bravura. Y eso que el otoño se ha presentado bastante bueno.

     Lo positivo es comprobar que Chimenea -segunda imagen- sigue en una línea envidiable, a pesar de salir por primera vez al campo.

martes, 8 de enero de 2013

UN VERDADERO PROBLEMA.


         Muchos andaluces, entre los que me encuentro, nos vemos inmersos en dicho problema. De hecho, hoy, apertura de la veda en la zona baja de Huelva, no he podido cazar. Esperemos que quien corresponda le ponga pronta solución.

lunes, 7 de enero de 2013

MAÑANA DE PRUEBAS.



          Esta mañana, bastante fresquita y con mucha humedad, he ido con mi socio Rafa al campo de un amigo en la localidad del Alosno para probar -sin escopeta- cuatro pollos, todos ellos regalos de amigos de diferentes puntos de nuestra tierra.

        Como siempre, lo que a priori parecía, no ha sido lo que ha ocurrido. El pollo que más me gustaba en la casa se ha comportado como un auténtico burraquete. Nervioso, alambrista saltador, guitarrista... y, por supuesto, sin abrir el pico, aun oyendo campo.

       Sin embargo, otro pollitranco que casi había pasado desapercibido en el tiempo que ha estado conmigo, ha aprobado el primer examen: tranquilo y cantando bastante. Es más, ha tenido el campo cerca y no ha desentonado. Esperemos que a mitad de la veda, con armamento incluido, se porte como es debido.

         Mañana, ocho de enero, comienzo de la veda en las zonas bajas de Andalucía, esperemos que todo vaya bien para quien pueda colgar. Para el resto, entre los que me incluyo por el problema del pago de las licencias, pidamos que pronto se solucione la situación actual.

miércoles, 2 de enero de 2013

FINCA SANTO DOMINGO







           Esta cinco imágenes pertenecen a unas cuatrocientas hectáreas situadas en un coto de la localidad de Beas, Huelva.

          Las he tomado esta tarde, mientras me enseñaban sus lindes, ya que me hecho socio de la misma para colgar el reclamo esta temporada.

         Es un terreno muy bonito, ondulado, buenos colgaderos y con vegetación de encinas, alcornoques, olivos y algunos eucaliptos, salpicados con jaras, jaguarzos, retamas, chaparras, tojos...

          Al estar cerca de Huelva -sobre 20 km-, me permitirá ir a dar el puesto sin tener que hacer un gran desplazamiento. Por lo tanto, ideal para probar pollos, echar el rato en mitad de semana y, de camino, si hay suerte, poder tirar alguna patirroja autóctona  del terreno.

martes, 1 de enero de 2013

AMANECE EL 2013


                              Primeras horas de luz del año en Huelva
           Sea bienvenido este nuevo año y, al menos, si no es mucho pedir, nos conceda la salud que todos/as necesitamos y, especialmente, para cuantos/as en estos momentos no gozan de ella.