martes, 8 de octubre de 2013

AUNQUE NO LO PAREZCA, 32º C EN LA SOMBRA A FECHA DE HOY.



     No es una broma, es lo que hay, casi treinta y dos grados a la sombra. Aquí, por el occidente andaluz, después de no llover prácticamente nada en lo que va de otoño, sólo en algunos sitios muy contados y simplemente para salir la hierba -que luego se secará si sigue el tiempo como está-, en las fechas que estamos, hace una calor de agosto. Así, como en la gran mayoría de los años anteriores, la flora y fauna lugareña sentirán esta grave situación meteorológica.

     A nosotros/as los/as que nos gusta la caza, en esta situación, el llevarla  acabo, va contra los principios cinegéticos. El cazador/a, sus fieles canes y las posibles piezas a abatir no se encontrarán en la mejor de sus posibilidades. Es más, ni se apetece cazar así.

      Esperemos que el tiempo cambie -aunque parece que no lo hará a corto ni a medio plazo- y podamos disfrutar de lo que nos gusta. De hecho en mi coto hasta que no llueva, como no sea a las anátidas, no se pega un tiro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario